Una forma diferente de conocer la ciudad

Dentro de los actos organizados por el Corredor Solidario con el fin de recaudar fondos para la lucha contra el cáncer, se llevó a cabo ayer la segunda edición del Tour por el Logroño Histórico.

Un total de 40 corredores de todos los niveles se unieron al evento que consistió en un recorrido de 7,5 kilómetros por el casco antiguo de Logroño, dirigidos y guiados por Emilio Sáez Belaza (miembro de Correr en La Rioja).

A ritmo de trote el grupo partió del Riojaforum y se fue desplazando por distintos lugares emblemáticos de la ciudad, donde se hicieron paradas para que el guía diera una breve explicación del lugar. Las bajas temperaturas y la amenaza de lluvia obligaron a que el guía no entrara en detalles con sus explicaciones para que los corredores no se quedaran fríos.

EL Pozo Cubillas, el escudo de Logroño sin las flores de lis, las iglesias de Santiago, Palacio, San Bartolomé y la Redonda, el único escudo republicano de Logroño, la calle más estrecha, o las ruinas en el Hospital de La Rioja fueron algunas de las paradas de esta ruta que duró una hora y media.

Los participantes al evento valoraron positivamente la iniciativa al ser una forma distinta de salir a correr sin tiempos, sin marcas, conociendo algo más de la ciudad y, en este caso, por un fin benéfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *