Acogida desigual del endurecimiento de las mínimas RFEA para los europeos Sub20 y Sub23

El próximo verano regresarán las competiciones internacionales de atletismo para categorías menores, después de un 2020 de sequía debido a la pandemia.

En julio tendremos dos importantes citas para menores de 20 y de 23 años. Del 8 al 11 de julio Bergen (Noruega) acogerá el europeo Sub23, mientras que Tallin (Estonia) será la sede del Sub20 del 15 al 18.

Tras la publicación de las mínimas de la European Athletics para participar en los dos europeos, la pasada semana la Real Federación Española de Atletismo como siempre dio una vuelta de tuerca más endureciendo las mínimas para los atletas españoles, que tienen de tiempo hasta el 28 de junio para conseguirlas. Entre todos los atletas que consigan estas mínimas solo serán tres los atletas españoles los que podrán participar por prueba.

Estas mínimas de la ‘Española’ han sido acogidas por los atletas con desigual talante teniendo en cuenta la exigencia de las mismas, más duras que otros años, cuando arrastramos más de un año de pandemia.

Los atletas riojanos con opciones para asistir a estos europeos han acogido en general las mínimas de la RFEA con optimismo.

En categoría Sub23, Elba Parmo ha acogido con esperanza las mínimas impuestas por la RFEA. En 100m vallas la mínima se ha establecido en 13.50 y, aunque la pasada temporada firmó 13.68, su mejor marca de todos los tiempos es 13.54. “Me veo muy bien de forma y tengo muchas ganas de competir e ir a por ella”.

Por su parte Patricia Urquía se hace una pregunta “¿Por qué esas mínimas?”. Las mínimas en sus especialidades de la European Athletics se habían establecido en 11.80 en 100m y 24.20 en 200m. La RFEA las ha rebajado hasta 11.50 y 23.60 respectivamente. “Entiendo que se rebajen, siempre lo hacen, porque se busca, como dice la RFEA, semifinalistas que puedan hacer un buen papel. Mirando los resultados de Gävle 2019, con 11.50 nada menos que medallista. El paso a la final del 200, las que (por tiempos) 24.04 y 24.05, con menos de 23.60, las medallas. En el europeo de 2017, las mínimas de la RFEA fueron 11.70 y 23.80, si no me equivoco, y el relevo femenino fue campeón de Europa. He visto que en otras pruebas apenas se han endurecido las marcas, incluso, son más ‘asequibles’ que en años anteriores. No entiendo por qué para unos es ‘menos difícil’ que para otros”.

En categoría Sub20, Marcos Moreno, en su primer año en esta categoría, ya tiene el pase para el europeo en Disco con la mínima de la RFEA. Moreno, que se encuentra primero en el ranking nacional Sub20, firmó una marca de 57,52m, más de un metro de lo pedido por la RFEA (56,20). En opinión del entrenador de Marcos Moreno “Siempre son más difíciles las de la ‘Española’, pero en esta ocasión le han dado media vueltita más. Algunos miran las mínimas de la organización (europea) y luego se llevan una sorpresa. La ‘Española’ siempre ha endurecido las mínimas de todos los campeonatos. Yo hubiera dejado las mínimas de los anteriores europeos Sub20 y Sub23. Además son inflexibles con las marcas, por ejemplo: si Carlos Beltrán salta 7.44 (a 1 centímetro) le dejarían en casa. Todos los años hay 2 o 3 chavales que se quedan a medio suspiro de la mínima y se quedan en casa”

Carlos Beltrán consiguió en Longitud el pasado 13 de febrero en Logroño 7,33m, una marca que lo sitúa primero en el ranking nacional Sub20, pero insuficiente según European Athletics (7,35) y RFEA (7,45). A pesar de todo, este endurecimiento de las mínimas lo motivan “Este endurecimiento puede afectar a los atletas de una forma positiva o negativa, depende de la mentalidad que tenga el atleta. Yo creo que las mínimas este año las han subido bastante y unos pensarán que no lo van conseguir y sin embargo otros van a esforzarse al máximo para conseguirlo y van a estar el doble de motivados. Yo creo que soy más de la segunda opción. Aunque las han subido no me afecta tanto como a otros. La mínima mía la han subido 10 centímetros, que creo que es mucho, sin embargo, creo que lo que quieren es que los atletas den lo máximo… y yo obviamente voy a dar lo máximo para conseguirla y poder ir al europeo. Por un lado, estaría bien que no aumentaran tanto las mínimas para que pudiera ir más gente, pero por otro se aseguran de que los que vayan a ir tenga más opciones de medalla”.

Ojalá estas mínimas motiven a los nuestros atletas y el próximo verano tengamos a estos, o incluso alguno más, en Bergen y Tallin disputando el europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.