Beer Runners Logroño apuesta ya por la normalidad

El 10 de marzo de 2020, un comunicado de Esteban Rodrigo, capitán de Beer Runners Logroño, anunciaba la recomendación de suspender las quedadas semanales de Beer Runnes y Beer Walkers debido a “la expansión del Covid-19 por todo el territorio nacional”. Cuatro días después se declaraba el estado de alarma en todo el país y las restricciones obligatorias que todos sufrimos.

El estado de alarma finalizó el 21 de junio y tres días después se hacía la primera quedada de Beer Runners tras declararse la pandemia. Se homenajeó en ese momento a Alicia de Pedro, una de las compañeras de la familia naranja fallecida el año anterior.

Un mes después, otro homenaje a un compañero fallecido, Jesús Galilea ‘Vito’, reunía a alrededor de medio centenar de Beer Runners en Corera.

Desde entonces las quedadas se han ido adaptando a las restricciones por la crisis sanitaria, pero sin dejar las salidas en grupo para correr y tomar una cerveza después cuando las circunstancias lo han permitido.

En la última navidad se volvió a suspender la actividad del grupo debido al auge de contagios por la nueva variante del virus, ómicron. Sin embargo, la buena evolución de la pandemia en los últimos días ha permitido que Beer Runners vuelva a juntarse para retomar las salidas de los miércoles y regresar de nuevo a la tan ansiada normalidad.

La primera fue la pasada semana. Hoy, miércoles, nos hemos unido a ellos junto a la cafetería Nobú de Logroño para la foto de salida antes ponerse a correr. Los frontales sobre sus cabezas apuntaban a que el recorrido no iba a ser urbano y, en efecto, conquistar el Monte Cantabria era hoy su objetivo. Como destino final, el Bar Mauelón, sede de los Beer Runners para tomar una cerveza.

Esteban Rodrigo nos ha explicado cómo ha afectado la pandemia a Beer Runners “La pandemia nos ha hecho mucho daño a todos. Poco a poco se va retomando, pero se ha notado mucho en que la gente ha dejado de venir. Hemos estado varios meses sin quedadas, aunque la gente quedaba entre ellos para entrenar porque las carreras han regresado. Veremos si cuando pase todo esto vuelve esa alegría de antes de Beer Runners tanto en las quedadas como en las carreras.”

De cara al futuro más inmediato, Esteban nos adelanta “A nivel nacional, Beer Runners está muy parado, no hay apenas actividad. La carrera de Madrid de este año no tiene fecha todavía y es posible que no se pueda hacer. En octubre Beer Runners Logroño cumpliremos 9 años y espero que podamos celebrarlo en condiciones, y si no para el décimo aniversario va a ser increíble.”

Las quedadas de Beer Runners Logroño son los miércoles a las 19:30 horas en la cafetería Nobú (Calle Madre de Dios, 45). El grupo está abierto a todos los corredores sin importar el nivel. En breve se retomarán las quedadas de los domingos. Con respecto a las quedadas de Beer Walkers se retomarán de cara a la primavera, presumiblemente ya en marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.