Elba Parmo, del pánico a las vallas a primera en el Ranking Nacional Sub23

Nieta del jugador de fútbol, ya fallecido, Carmelo García Fernández ‘Cachicha’, Elba Parmo parece haber heredado los genes deportivos de su abuelo materno nacido en Las Palmas, que pasó por varios equipos como el Racing de Santander o el Rayo Vallecano y durante tres temporadas por el Club Deportivo Logroñés.

Elba nació en Logroño hace 20 años y desde muy pequeña destacó por su velocidad corriendo, ganando incluso a sus compañeros masculinos durante las clases de gimnasia en el Siete Infantes de Lara de Logroño, donde estudiaba.

Con 9 años su profesor de educación física les informó de la carrera ‘Los 100 popular’, una carrera de 100 metros en el parking del centro comercial Parque Rioja. A Elba le gustó la propuesta y se ofreció para participar en la prueba. “Iba con un pantalón ancho de pana de deporte y allí me encontré con niñas que llevaban tiempo haciendo atletismo, con su pantalón corto, su top, su club…” recuerda Parmo. Después de pasar las eliminatorias y la semifinal, venció en la final. Allí se dio cuenta de que el atletismo le gustaba y se le daba bien.

Elba Parmo con 9 años corriendo su primera carrera. Fue la vencedora

La madre de Elba le propuso hacer atletismo en el siguiente curso, en quinto de primaria, y ahí fue donde comenzó su andadura en este deporte. Su primer club fue el de su colegio el Siete Infantes entrenada por Javier Blázquez. Al cuplir los 11 años, su madre habló con Eusebio González y comenzó a entrenar con él más en serio “Ya no era jugar como hacíamos en el colegio, entrenábamos longitud, vallas…

Con Eusebio continuó entrenando hasta que Elba cumplió 17 años, momento en el que se mudó a Madrid para continuar con sus estudios. Durante ese tiempo fichó primero con La Rioja Atletismo y después por el Alcampo Scorpio 71, equipo en el que sigue militando a día de hoy.

Eusebio González descubre a la vallista

Eusebio fue el entrenador que vio las aptitudes que Elba tenía con las vallas, a pesar del pánico que les tenía. “Como éramos pequeñas practicábamos todas las modalidades de atletismo y un día entrenando vallas me caí y me di un leñazo terrible. En ese momento dije que no lo volvía a hacer nunca más del pánico que les tenía; los días que sabía que había entrenamiento de vallas no aparecía.” De hecho, en su primer Campeonato de España, con 13 años, compitió en 100m lisos. “Hasta que un día mi entrenador me ‘cogió por banda’ y me insistió en volverlo a intentar con las vallas.”

En esta época, Elba comenzó a entrenar pruebas combinadas donde destacaba en velocidad y en longitud, pero su entrenador ya vio en Elba su potencial en vallas “Eusebio insistió en que hiciera vallas y al final le cogí el gustillo.

En 2015, cuando Elba tenía 16 años, fue seleccionada para representar a España en el Festival Olímpico de la Juventud Europea que se celebró en la capital de Georgia Tiblisi. En esta competición Elba disputaría los 100m vallas y el 4×100. La riojana no tuvo suerte en las vallas al sufrir una caída en la semifinal, pero sí en los relevos donde se clasificaron en quinto lugar.

Elba (tercera por la derecha en la segunda fila) con la Selección Española en el Festival Olímpico de la Juventud Europea

Al año siguiente, en 2016, Elba Parmo consigue su primer título nacional al proclamarse campeona de España de 100m vallas en categoría juvenil en Mataró. Esta fue su última temporada entrenando en Logroño y con Eusebio González.

Su etapa en Madrid

A comienzo del curso siguiente, Elba se trasladó a Madrid para iniciar sus estudios en el INEF. Aquí comenzó a entrenar con su actual entrenador, Jorge Marín. Su temporada atlética comenzó con buenos resultados en pista cubierta pero al llegar al Campeonato de España al aire libre en julio se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla “Ahí se acabó mi temporada y la mayor parte de la siguiente.” Elba fue operada en agosto por el equipo del eminente traumatólogo Mikel Sánchez en Vitoria.

Elba tras la operación de rodilla en Vitoria

Tras largos meses de rehabilitación, Elba volvió a la competición en junio del año pasado, cuando la temporada estaba a punto de finalizar “Junto a mi entrenador nos planteamos volver a correr pero sin ningún objetivo claro.” A pesar de estar cien por cien recuperada en su primera carrera el miedo se apoderó de ella y se retiró. Sin embargo en la siguiente competición, en Coslada, consiguió la victoria y la mínima para el Campeonato de España Sub20 “ni nos lo creíamos. Ni mi entrenador ni yo pensábamos que íbamos a llegar… hacía dos semanas que había empezado a correr y ya había conseguido la mínima. Fue un subidón tremendo.” La buena racha no había hecho más que empezar ya que a la semana siguiente consiguió también la mínima para el Campeonato de España Absoluto. En el Campeonato de España Sub20 consiguió el bronce en 100m vallas.

Con sus padres tras conseguir el bronce en el Campeonato de España Sub20

Ya en esta temporada Elba Parmo está demostrando que es la mayor promesa española en 100m vallas, firmando los mejores resultados de su vida: primer puesto en el ranking nacional Sub23 y tercero en el absoluto, octava mejor marca de España de todos los tiempos en categoría absoluta y Sub23 y Campeona de España Sub23. Con su mejor marca personal de 13.54, conseguida el pasado mes de junio en Andújar durante la Liga Iberdrola, Elba había hecho la mínima para el Europeo establecida en 14.10 por la IAFF, sin embargo la Federación Española la elevó a 13.50 quedándose la riojana fuera por tan solo 4 centésimas.

Elba campeona de España Sub23 esta temporada

En el Campeonato de La Rioja Elba no pudo competir por haber coincidido con su semana de descanso tras el Campeonato de España. De esta forma, Parmo justificó su ausencia en el autonómico para poder participar en el Campeonato de Federaciones Absoluto. En este último campeonato, celebrado el pasado sábado, Elba consiguió el mejor resultado de la Selección riojana, clasificándose en segunda posición en 100m vallas «Fue una motivación extra porque gané a todas mis rivales directas, menos a Caridad Jerez, que no corrió, y a Teresa Errandonea que me ganó por muy poco.

Sin embargo de esta competición la logroñesa se quedó con una sabor agridulce: “Me daba mucha envidia el resto de selecciones que eran una piña, mientras nosotros cada uno íbamos a nuestra bola; no éramos federación, ni equipo… me da muchísima pena. En mi equipo, el Alcampo Scorpio, somo una piña, siempre hacemos reuniones, charlas motivadoras antes de competir y cenas todos juntos los días anteriores a las competiciones. O en la Selección Española, donde no es una piña, es una familia. Todos los atletas de aquí de La Rioja nos llevamos genial, pero no hay nadie que haga de nexo para que en una competición como ésta seamos un equipo unido. Hubiera estado genial la propuesta que hizo en Twitter el entrenador Héctor Barrasa de establecer dos capitanes, uno masculino y otro femenino, para liderar el equipo; o concentrarnos a todos en un hotel la noche anterior como otras selecciones; o una vez en Pamplona habernos juntado para animarnos y motivarnos a todos. Veías al resto de comunidades con sus banderas animando su selección y sin embargo nosotros estábamos cada uno por un lado. Esto lo decían hasta los padres de los atletas que estábamos allí y eso me da mucha rabia y mucha pena.. El atletismo está claro que es un deporte individual, pero cuando se compite por equipos estar unidos motiva mucho más. Y aunque sigamos quedando los últimos, porque nuestra comunidad es muy pequeña, vas a dejarte la piel tanto compitiendo como animando a tu equipo, pero todos unidos porque es como federación a lo que hemos ido a competir esta semana, no como individual.” A la pregunta de si todo esto se lo comunican los atletas a los responsables de la Federación, Elba lo tiene muy claro “Esto lleva siendo así en La Rioja toda la vida y precisamente es lo peor, porque los que ahora son responsables en su día fueron atletas y son los primeros que deberían darse cuenta y hacer que las cosas cambien. Me da mucha, mucha pena.

En cuanto a la pista del Adarraga, Elba dice tener suerte de no entrenar en Logroño “Sin embargo el otro día vine a hacer 10x120m y con los clavos parecía que estaba haciendo patinaje artístico de lo que resbalaba. En Semana Santa estuve dos semanas en Logroño entrenando y volví a Madrid con dolor en el tobillo y convencida de que el motivo fue el tartán del Adarraga. Hoy tenía entrenamiento con vallas y me he tenido que meter en el módulo. Es una vergüenza. Con las instalaciones y las gradas que tenemos podríamos traer algún Campeonato de España y Logroño ganaría un montón, pero tal y como está la pista no se puede hacer nada.

Elba ahora pone la mirada en su próximo objetivo, el Campeonato de España Absoluto con la que terminará la temporada. El próximo año seguirá entrenando en el Centro de Alto Rendimiento Blume de Madrid y continuará con los estudios de su carrera. Madrid es la ciudad donde a esta gran atleta riojana le gustaría establecerse en un futuro.

Elba con su entrenador Jorge Marín

Un comentario sobre “Elba Parmo, del pánico a las vallas a primera en el Ranking Nacional Sub23

  • el 1 agosto, 2019 a las 10:20 am
    Permalink

    Me parece que tienes un mérito terrible y no solo por tu fortaleza física sino por la madurez que demuestras al hablar y al afrontar el estado del atletismo en la Rioja. Te deseo los mayores éxitos y ojalá que alguien con tu madurez haga algo en la federación riojana de atletismo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.