Los atletas riojanos triunfan en el Maratón de Logroño, a pesar de ser minoría

El Maratón Internacional Ciudad de Logroño celebrado el pasado domingo puso de manifiesto el gran nivel de nuestros atletas, que consiguieron estar en todos los podios de las tres distancias a pesar de ser una gran minoría.

La prueba logroñesa obtuvo cifras de récord el pasado domingo, con 1.400 participantes de los cuales 400 eran para la carrera de Maratón y el 70% de fuera de nuestra Comunidad. De las 8 ediciones de esta carrera, nunca antes se había logrado alcanzar una cifra tan alta en la distancia de 42.195 metros, ni un porcentaje similar de visitantes.

A pesar de que los atletas riojanos se encontraban en minoría numérica, demostraron su potencial en las tres distancias, logrando nueve podios, cuatro de los cuales fueron de vencedores. En 10k Nacho García y Paula Sanz fueron vencedores, Sergio Castilblanco y Andrea Castán segundos y David Bartolomé tercero. En Medio Maratón Martina Casas fue vencedora, Biruk Rubio segundo y Eric Soria tercero. En Maratón Miguel Ferrer fue el único riojano en el podio, subiendo a lo más alto.

Los riojanos que alcanzaron el primer puesto, nos cuentan su experiencia en esta octava edición del Maratón Internacional Ciudad de Logroño.

Nacho García

El primero corredor en cruzar la meta en la Plaza del Espolón fue el alfareño Nacho García (ADAS CUPA), que fue el más rápido en la distancia de 10k, batiendo incluso el récord de la prueba con 31:18 que hasta el domingo poseía Chema Martínez desde la primera edición.

He adelantado el comienzo de la pretemporada porque ahora tengo el Campeonato de Galicia de Cross por equipos y el Campeonato de España de Cross por equipos, y a la hora de hacer el calendario me planteé esta carrera. Tenía claro que quería hacer la de 10 kilómetros porque en el Cross con el club nos hemos decantado por el relevo mixto, que es una distancia corta no quería meter ahora una media maratón.

Había mirado el récord de la prueba que lo tenía Chema Martínez desde 2015 con 31:33 y me hacía ilusión batírselo ya que fue campeón de Europa y dos veces subcampeón. Yo ya había ganado en 2017 con 32:38 y conocía el recorrido. Sabía que era complicado porque era mejorar en más de un minuto, pero este año en distancias de 5.000, 10.000 y media maratón he dado un salto de calidad bastante importante y podía estar en condiciones de batirlo.

El día salió inmejorable, calentando las sensaciones eran muy buenas y que podía batirlo. En carrera salí sin referencias por los kilómetros no estaban marcados. En el cuarto puente pude ver el cartel de kilómetro 7 y vi que iba por debajo de 21 minutos, o sea para bajar de 30 minutos, aunque sí que es verdad que queda la subida a este puente, pero las sensaciones eran buenas. Sin embargo en los kilómetros 8 y 9 no me cuadraban los tiempos y ya no sabía si iba para récord o no. La subida final hacia meta fui con los ojos cerrados porque tiene unos metros muy empinados y ya en recta de meta esprinté aunque ya vi en cronómetro del arco de meta que lo batía. Era un récord asequible, pero hay que correr porque el circuito es duro, tiene muchos toboganes y curvas y el casco antiguo estaba mojado, resbalaba y ahí pierdes unos segundos. Estoy contento, las sensaciones fueron buenas y cumplí el objetivo.

Paula Sanz

En el 10k la vencedora femenina fue también riojana, con la calagurritana Paula Sanz (Piélagos) que se alzaba con la victoria en su primera carrera tras tres años retirada por lesión.

Después de tanto tiempo sin competir, iba con la expectativa de probarme y verme en la situación de carrera que al final te exige un poco más. Salí precavida los primeros kilómetros porque no me encontraba muy suelta de piernas (en estas fechas de pre temporada tiene mucha más carga muscular) y tampoco me quería pasar de ritmo ni verme influenciada por alguna rival. Quería hacer mi carrera para ver como realmente me encontraba.

Fui avanzando un poco más porque iba sola, hasta encontrarme con un grupo en el que iba en ese momento la primera chica. A partir de la cuesta de Murrieta fui marcando el ritmo hasta que en el último kilómetro cambie de ritmo dejando atrás a la otra chica. Para mí el objetivo de la carrera era encontrar sensaciones y acabar sin dolor. Así que estoy muy contenta por cómo fue todo.

No había hecho nunca esta carrera y me pareció un circuito chulo a pesar de que hay zonas que se hacen más pesadas por falta de público animando y sumado a que sean largas rectas o zonas más durillas.

En cuanto a la organización, el horario de salida para el 10k me parece muy pronto, pero imagino que no se pueda hacer más tarde para que no haya cruce con el resto de carreras. Lo que sí creo que se debería cambiar es la entrega de premios. No veo necesario esperar a dar los premios a que termine la maratón. Desde que se termina el 10k hasta que finaliza la maratón hay demasiado tiempo de espera. Debería ser antes.

Martina Casas

La parte emocionante del día la puso la joven riojana Martina Casas (Rioja Triatlón) que desbancó en los últimos 800 metros de la primera plaza a la guipuzcoana Ainhoa Aranburu, quien había corrido en solitario en cabeza desde el comienzo de carrera.

La carrera fue muy chula de principio a fin. Improvisé todo, ritmos y todo, y con un amigo empecé y terminé. Los últimos kilómetros sí que apreté porque sabía que acababa ya y me sentía aún con fuerza.

Tengo que agradecer a todos los máster de atletismo que me han estado ayudando muchísimo, sobre todo a Jorge que se ha estado preocupando todo este mes. Me han animado más que nadie. Creo que confiaban más ellos en mí que yo. Y por supuesto a mi equipo de Rioja Triatlón, que me dieron unos abrazos que casi nos partimos. Al final me hace más feliz ver como se alegra mi equipo y amigos que nada.

Miguel Ferrer

Miguel Ferrer (Ferrer Sport) fue el vencedor de la distancia de Maratón. El logroñés es posiblemente el corredor que mejor conoce el circuito, de hecho fue el que lo diseñó, el que lo ha corrido en las ocho ediciones y el que lo ha ganado en tres de ellas.

El domingo vivimos un espectáculo sin igual por las calles de Logroño. Para un riojano y un logroñés como yo, que pude disfrutar y correr por las calles de mi ciudad, por los sitios por donde normalmente entreno, ver como todo el mundo se volcó con la carrera, con tanta gente animándonos, no solo por el recorrido, sino desde los balcones y terrazas. Yo tengo la suerte de que mucha gente me conocía y me animaban por mi nombre, con lo que se me ponían los pelos de punta cada vez que me decían ‘vamos Miguel’. Fue una experiencia inolvidable sobre todo volver a repetir triunfo… tercer triunfo que en Logroño es muy difícil y hacer podio en las ocho ediciones todavía se debe valorar más.»

Ahora deseando de que llegue la próxima edición del Maratón Logroño, que se vuelva a repetir un ambiente de fiesta como vivimos el domingo y poder compartir esta experiencia con tanto corredores venidos de fuera. Para mí ha sido un fin de semana mágico y difícil de repetir. Súper contento.

Mis agradecimientos a los que han hecho posible la carrera, desde la organización a todos los colaboradores, voluntarios, Cruz Roja… En conclusión, deseando que llegue la edición de 2023, porque ha sido una fiesta para Logroño, para el deporte y para el atletismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.