Marta Castroviejo, pasión por la ciencia y por el atletismo

En tan solo dos años, Marta Castroviejo ha pasado de ser una desconocida en el mundo del atletismo a ocupar un importante puesto entre las atletas de élite riojanas.

Aunque no guarda ningún vículo familiar con los Doctores Castroviejo, Marta Castroviejo no solo comparte apellido con Ramón Castroviejo padre y Ramón Castroviejo hijo, eminentes oftalmólogos riojanos, también comparte su pasión por la ciencia y por el deporte. Si bien Ramón Castroviejo hijo se le conoce por su aportación en el campo de los trasplantes oculares, también fue un gran deportista llegando a ser subcampeón de España en Jabalina con 31 años. Marta, a punto de cumplir los 27 años, se doctoró la pasada semana en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina y ya tiene el récord de La Rioja de Medio Maratón y dos campeonatos de La Rioja consecutivos de Cross.

Marta Castroviejo nació en Logroño y ya desde muy niña, con tan solo 3 años, comenzó a practicar deporte. Gran aficionado al tenis, el padre de Marta organizaba encuentros con los hijos de sus amigos donde acudía un profesor para enseñarles a jugar. “No llegaba ni a la red, pero me gustaba coger la raqueta de mi padre para jugar” recuerda Castroviejo. “Todavía hoy, cuando vengo a Logroño, vamos mi padre y yo a jugar a tenis.

Marta con la raqueta de su padre con un año

El mundo del tenis le llevó a competir campeonatos de España en todas las categorías menores con su compañera Pilar Sanz. En Logroño, Marta entrenaba en sus comienzos en las ya desaparecidas pistas de tenis en el Adarraga y después en La Norias y Prado Salobre.

A su llegada a Barcelona para estudiar en octubre de 2010, se apuntó a un club de tenis para seguir entrenando y compitiendo. Sin embargo, las exigencias de los estudios no las hacía compatibles con el horario de los entrenamientos y poco a poco fue abandonando la cancha de tenis hasta dejar la competición en 2013. En ese último año llegaron incluso a ofrecerle una beca de tenis para mudarse a Estados Unidos, pero optó por continuar con sus estudios en Barcelona.

Su llegada al mundo del atletismo fue por pura casualidad. Antes de abandonar definitivamente el tenis de competición, a su club de Barcelona les pidieron voluntarios para colaborar en la media maratón de San Cugat. Una compañera suya y ella se animaron a participar corriendo, con la intención de hacer la prueba de 5K “pero nos pareció una distancia muy corta y nos apuntamos a los 21 kilómetros. Fue una locura porque no había corrido antes y lo hice con zapatillas de tenis. Además, mi amiga me dejó tirada y me tocó correr sola.” A pesar de todo Marta se clasificó primera en su categoría “pero estuve después toda una semana sin poder caminar, con los pies llenos de ampollas porque las zapatillas de tenis son súper duras.”

A pesar del sufrimiento de esa primera carrera, a Marta le gustó la experiencia y continúo saliendo a correr. Su siguiente carrera fue la Cursa de la Universidad Autónoma de Barcelona, una prueba de 10 kilómetros en la que la riojana se subió a lo más alto del podio. A partir de ese momento se puso a entrenar más en serio descargándose planes de entrenamiento de internet. Al cabo de un año entrenando por su cuenta solo había conseguido múltiples lesiones. Eso unido al comienzo de su doctorado le llevó a un estado de ansiedad que le apartó del deporte durante otro año.

Cuando salió de ese pequeño bache decidió retomar su afición por correr, pero esta vez haciéndolo bien, con un entrenador “porque no me quería volver a lesionar.” Una compañera de trabajo le puso en contacto con Nacho Cáceres y le propuso que la entrenara, marcándole como objetivo bajar de 40 minutos el 10K y de 1h30” el medio maratón. “Para mi bienestar mental después de ese bache, la vuelta al deporte fue clave. Para mí correr es una fuente de bienestar físico y mental tremendo. Como además soy muy competitiva y me gusta ponerme retos, me lo tomo muy en serio.

Su primer objetivo de bajar de 40 minutos en 10.000 metros quiso que fuera en su ciudad natal. Aprovechó la prueba de 10K del Maratón Internacional Adidas Ciudad de Logroño, organizada por Ferrer Sport, donde se clasificó en segunda posición con un tiempo de 38’31”.

Segunda clasificada en la prueba de 10K del Maratón Internacional Adidas Ciudad de Logroño en 2017

Para el equipo de Ferrer y su capitán, Santi Sierra, esta hasta ahora desconocida corredora no pasó desapercibida. “Al día siguiente de la carrera, ya estando en Barcelona, Santi Sierra se puso en contacto conmigo para que me uniera al equipo. Me hizo una ilusión tremenda.” Hasta ese momento Marta no pertenecía a ningún equipo ni estaba federada y desde entonces pasó a formar parte del Ferrer Sport Team “Estoy encantada con ellos. Me tratan muy bien y me dejan total libertad para que mi entrenador y yo elijamos los objetivos. Ellos entienden que vivo muy lejos de Logroño y que no puedo participar en todas las pruebas que nos gustaría.

Su primera competición ya con el Ferrer fue en la San Silvestre de Logroño en diciembre de 2017, donde se proclamó vencedora. Cerca de un mes después competiría en el Campeonato de La Rioja de Cross en Haro, donde consiguió el oro. Ese título de Campeona de La Rioja de Cross volvió a revalidarlo este año esta vez en Calahorra. “Solo he corrido dos crosses en mi vida, porque me gusta más el asfalto, y los he ganado los dos.

El padre de Marta felicita a su hija tras cruzar la meta del Cross de Calahorra y proclamarse Campeona de La Rioja en 2019

Las rivales inmediatas de Marta Castroviejo en La Rioja son Esther Rodríguez y Paula Sanz “Tenemos una rivalidad muy sana. Me llevo muy bien con las dos. Con Esther he tratado más que con Paula porque, además del deporte, nos une el hecho de que las dos trabajamos como investigadoras en el tratamiento contra el cáncer aunque a más de 1000 kilómetros de distancia la una de la otra. Además, resulta que ya antes de conocernos en las carreras, compartíamos amigas sin saberlo.”

Con Esther Rodríguez en meta de la Media Maratóin de La Rioja en 2019

En el 10k Marta puja con Paula Sanz por el récord de La Rioja. Ambas coinciden en los 10km de Laredo para conseguirlo, pero hasta ahora ha sido Paula quien se lo lleva. Marta suspira cuando oye hablar de Laredo “No sé correr con liebres, me pongo muy nerviosa. A pesar de que Santi Sierra y Quique Arpón me llevan muy bien en Laredo, yo voy pensando siempre que voy muy lenta y al final lo pago.

Corriendo en los 10Km de Laredo en 2019

En medio maratón es con Esther Rodríguez con quien se disputa la mejor marca riojana. Durante el pasado año fueron quitándose la una a la otra el récord en 21 kilómetros. Sin embargo, el 10 de febrero de este año Marta puso el listón en 1h17’08”, siendo hasta hora la mejor marca riojana de todos los tiempos.

Marta Castroviejo continúa entrenado con Nacho Cáceres. Lo hace todos los días de la semana, a partir de las 7 de la mañana, durante una hora aproximadamente, antes de ir a trabajar. Ahora quiere experimentar con la pista. Su entrenador le ha recomendado probar un 5000 aprovechando que ahora en verano no hay carreras de asfalto. “El problema que hay en Barcelona es que para entrenar en pista hay que pagar, no hay una pista de atletismo que sea gratis como aquí en Logroño. Tener una pista para entrenar gratis como la de aquí es un privilegio, aunque es cierto que está un poco hecha polvo.

Aunque acaba de doctorarse tras cuatro años de investigación acerca de los mecanismos de resistencia a terapias dirigidas en cáncer de mama asociado a BRCA, continúa estudiando un grado de Nutrición y Dietética, pero ya de forma más relajada. “El trabajo de investigación no tiene ni horario ni calendario y aunque ahora no me importa trabajar muchas horas por muy poco dinero, cuando tenga hijos quiero vivir más tranquila y poder ganar más sin depender de una beca. Además, la investigación contra el cáncer me toca mucho emocionalmente por mi tío Nano (fallecido cuando era niña de cáncer de pulmón) y no me apetece investigar en otra cosa. Así que he decidido cerrar ya esta etapa, terminar el Grado de Nutrición y posiblemente dedicarme a la docencia, que me gusta mucho y además se me da bien, hasta que pueda dedicarme a la nutrición.

Defendiendo su tesis doctoral el pasado 28 de mayo

En un futuro cercano a Marta le gustaría instalarse en Logroño. “Aquí no tendría problemas para encontrar trabajo. En el CIBIR tengo alguna oportunidad, en la docencia puedo trabajar en la Universidad a Distancia y si tiro por la Nutrición me gustaría poner mi propia consulta. El problema es que encuentre trabajo mi pareja en Logroño que todavía está preparando la tesis en nanotecnología. Aunque él es de Vigo, a los dos nos encanta Logroño y después de estar viviendo 9 años en Barcelona estoy deseando volver.

2 comentarios sobre “Marta Castroviejo, pasión por la ciencia y por el atletismo

  • el 4 junio, 2019 a las 7:36 pm
    Permalink

    Fantástico ( y emotivo ) reportaje. Enhorabuena Marta. Enhorabuena Correrenlarioja.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.