Ocho riojanos a por el maratón de Nueva York

Dicen que es la carrera que todo corredor de fondo debería hacer al menos una vez en la vida. Es posible que no sea el maratón más rápido ni el más cómodo de correr, pero nadie puede negar que es uno de los más espectaculares y famosos del mundo. Es el Maratón de Nueva York.

El Maratón de Nueva York está organizado por New York Road Runners (NYRR) y es uno de los más importantes del mundo, estando incluido en el campeonato Abbott World Marathon Majors junto con los maratones de Londres, Boston, Tokio, Berlín y Chicago.

Los 42,195 kilómetros de este maratón recorren los cinco distritos de la ciudad de Nueva York, desde Staten Island, donde tiene la salida, hasta la meta en Manhattan, pasando por Brooklyn, Queens y Bronx. El perfil es duro, con rampas en cada uno de los 5 puentes por los que pasa la carrera y unos 5 últimos kilómetros que van picando hacia arriba hasta llegar a meta. La dureza del circuito lo compensa la animación a lo largo de todo el recorrido, con más de 100 bandas de todo tipo de música y los cientos de miles de personas que forman el público que van llevando a los corredores en volandas.

Las cifras de este maratón no dejan lugar a dudas de que es uno de los más grandes del mundo: 51.278 participantes en la edición de 2017, de los cuales finalizaron 50.773. España fue el séptimo país que más representación tuvo de los 151 que participaron, con 1.179 corredores. 12.000 voluntarios colaborando con la organización. Más de 2,5 millones de espectadores a lo largo de todo el recorrido. Entre 56 y 93 toneladas de ropa -dependiendo de la temperatura que haya el día de la carrera- es abandonada por los corredores en la salida del maratón, que es donada a la empresa sin ánimo de lucro Goodwill Industries, quien las distribuye por sus tiendas. Avituallamientos en los que se reparten 1,6 millones de vasos con agua, 700.000 con bebida isotónica y 130.000 geles.

Como no podía ser de otra forma, en cifras económicas el maratón de Nueva York se sitúa también entre las más altas del mundo: más de 40 millones de dólares es el coste de la carrera. 82 millones de dólares es lo que ingresó NYRR en la última edición de este maratón. 100 millones de dólares es lo que pagó Tata Consultancy Services (TCS) en 2013 por el patrocinio del Maratón de Nueva York durante ocho años. 36 millones de dólares recaudados en la última edición para instituciones benéficas por parte de corredores. Cerca de 430 millones de dólares el impacto económico que la carrera genera para la ciudad de Nueva York. 825.000 dólares se destinan a premios, incluyendo los 100.000 dólares para cada uno de los vencedores en la categoría masculina y femenina. Dorsales con precios que van desde los 225 dólares para miembros de NYRR, a los 358 dólares para los corredores no residentes en Estados Unidos.

Este maratón, que ahora mueve cifras de vértigo, se celebró por primera vez hace 48 años de una forma muy modesta, con un presupuesto de 1.000 dólares y 126 corredores y 1 corredora que pagaron 1 dólar por dar vueltas a Central Park hasta completar los 42,195 kilómetros o 26,219 millas. De los 127 participantes llegaron a meta 55, retirándose la única mujer por problemas físicos. El ganador fue Gary Muhrcke con un tiempo de 2:31:38, al que le esperaban en la llegada apenas un centenar de espectadores. Los finishers recibieron como premio relojes baratos y trofeos reciclados de béisbol y bolos. No fue hasta 6 años después cuando la carrera se extendió a toda la ciudad, recorriendo los cinco distritos, y se estableciera el primer domingo de noviembre para el día de la prueba.

En estos 48 años el maratón de Nueva York solamente se ha suspendido una vez. Fue en 2012 debido al huracán Sandy que inundó Nueva York a su paso cuatro días antes de celebrarse la carrera. A pesar de haberse suspendido, multitud de corredores se congregaron en Central Park para correr una “carrera clandestina”.

La Rioja ha tenido en los últimos años representación en este maratón, participando incluso la alcaldesa de Logroño Cuca Gamarra en 2016. Además dos riojanos han dejado el pabellón alto en esta carrera, siendo Miguel Ferrer el primer español en llegar a meta en 2016 y Diego García Palacios segundo.

Ocho riojanos correrán este año en el Maratón de Nueva York

Este año serán ocho los riojanos que el próximo 4 de noviembre participarán en la 48 edición del Maratón de Nueva York. Esther, Maica, María, Jonathan, Luis, Amadeo, Fran y Diego viajarán hasta la Gran Manzana la próxima semana para enfrentarse a los duros 42,195 kilómetros de su maratón.

Para María el de Nueva York será su tercer maratón. Ha pasado los últimos seis meses con un plan de entrenamiento específico para esta carrera, sacrificando su participación en algunas carreras por no adaptarse a su plan. Como resultado “después de haber entrenado durante tanto tiempo, físicamente estoy mejor que nunca, con la sensación de haber asimilado todos los entrenamientos y con ritmos bastantes buenos para maratón. Me encuentro muy segura y mejor preparada que en las anteriores maratones.” Su objetivo es llegar a meta en buenas condiciones físicas, sin sufrimiento y habiendo disfrutado del maratón.

Jonathan se enfrentará también en Nueva York a su tercer maratón de asfalto. Para este logroñés, que milita en el Ferrer Sport Team, su entorno favorito para correr es la montaña donde ha competido, entre otras, en dos ediciones de la Rioja Ultra Trail o en la Maratón de Montaña T3T. Jonathan no llega a este maratón en su mejor forma física, tras haber estado recuperándose de una lesión que le ha dejado aparatado del entrenamiento cerca de medio año. Por eso motivo no se ha marcado un gran objetivo en cuanto a marcas, únicamente desea disfrutar de la carrera.

Diego es el más experimentado del grupo riojano en largas distancias, con 8 maratones de asfalto y varias ultras como la Rioja Ultra Trail o los 101km de Ronda. Para este corredor del Añares Rioja el de Nueva York será su tercer Major, tras haber corrido en Berlín y Chicago. En este maratón tiene como objetivo sobre todo disfrutar de la carrera pero también intentar conseguir marca para acreditar en su siguiente Major: Boston.

Fran es compañero de equipo de Diego y éste será su segundo maratón. Para la carrera de Nueva York reconoce que llega “un poco justo” debido a un accidente que le ha obligado ha dejar por un tiempo el entrenamiento y retomarlo con menor intensidad debido a las secuelas.

Luis repetirá maratón en la que considera “su segunda casa”. En 2015 este logroñés corrió en Nueva York su segundo maratón. La mala marca que hizo entonces, unida a la pasión que siente por esa ciudad, han sido las excusas perfectas para volver de nuevo a intentarlo con la intención de disfrutar como la primera vez en la Ciudad pero mejorando su tiempo.

Eshter, Maica y Amadeo han elegido Nueva York para debutar en maratón. Esther siempre deseó correr este maratón y convenció a su amiga Maica para que le acompañara. Ambas han compartido entrenamientos y carreras como preparación de este maratón y solo esperan disfrutar de la carrera. Es el mismo propósito de Amadeo al que no le preocupa el tiempo que le cueste cruzar la meta. Esta es una carrera al que le inscribió su hermano y que la fortuna quiso que en el sorteo que organiza la organizacón le tocara el dorsal. Por ese motivo, los dos hermanos esperan disfrutar de la ciudad y Amadeo de la carrera.

Los ocho riojanos coinciden en que el objetivo principal es el de disfrutar de la carrera y seguro que por organización, por animación y por paisaje, motivos no les van a faltar.

3 comentarios sobre “Ocho riojanos a por el maratón de Nueva York

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.