Susana Arrúa, una campeona mundial de atletismo en La Rioja

Susana Arrúa Carrasco, atleta profesional argentina, nacida en 1980 en Crespo, provincia de Entre Ríos. Llegó a España en 1998, fijando su primera residencia en Salamanca, donde vivió durante 6 años; después se trasladó a Novillas, en la provincia de Zaragoza; y por último se vino a vivir a Logroño, lugar en el que reside en la actualidad.

Susana comenzó a interesarse por el atletismo a los tres años, cuando sus hermanas mayores, ya atletas, la llevaban a los entrenamientos mientras cuidaban de ella. A los seis años participó en su primera competición donde quedó vencedora. Desde entonces comenzó a entrenar y a competir, venciendo en todas las pruebas que disputaba, daba igual contra chicos que contra chicas.

Cuando Susana tenía diez años su hermana Carmen Mabel se proclamó campeona panamericana y recibió una beca para venirse a España. Susana se quedó entonces en su ciudad natal sin el apoyo cercano de la que era y es su referente.

A los doce años sufrió su primera derrota y, frustrada, decidió dejar el atletismo. Hasta entonces sólo la habían entrenado para correr y competir, pero nadie le había enseñado a gestionar las victorias y las derrotas. Un año después, un nuevo entrenador la animó a volver a los entrenamientos y las competiciones, siendo para ella su mentor a partir de ese momento.

Con 18 años compitió en el mundial de cross en Marruecos. Allí una entrenadora española se fijó en ella y la propuso trasladarse a España para seguir con sus entrenamientos. Recibió una beca para estudiar y correr en la Universidad de Salamanca, en donde terminaría sus estudios de aparejadora. Cuando llegó a España surgió el corralito en Argentina y Susana aprovechó para traerse a vivir con ella a su madre y a sus hermanos.

En 2008 consiguió la nacionalidad española pudiendo participar en las competiciones para España. En 2015, justo cuando había pasado a la categoría de veteranos, decidió competir en el Mundial de Atletismo de Veteranos ya que, en el pasado, no había logrado participar en las anteriores categorías. El 4 de agosto de 2015 se proclamó campeona del mundo de 1500 m. en Lyon.

Ese mismo año se mudó a Logroño por motivos laborales de su marido. Anteriormente había vivido en Novillas (Zaragoza) donde pertenecía al Club de Atletismo Scorpio 71. Desde su llegada a La Rioja han sido múltiples las victorias en las carreras en las que ha participado: San Silvestre de Logroño en 2015 y 2016, Campeonato Autonómico de Cross 2016, Carrera Valle del Iregua 2016, Carrera Popular Abel Antón 2016, Carrera Entre Viñedos 2016, Media Maratón de La Rioja 2016 (7K)… Además ha batido varias marcas riojanas: el 18 de junio de 2016, batió el récord de La Rioja de 1500 metros en pista al aire libre -en poder de Mª José Sáenz desde 1982- con un tiempo de 4:33.58; el 23 diciembre de 2016, batió el récord de La Rioja de 3000 metros en pista cubierta, con un tiempo de 9:56.25 –compartido con Yolanda Olavarrieta por ser nacida en La Rioja-; y el 7 de enero de 2017, batió el récord de La Rioja de 1500 metros en pista en cubierta, con un tiempo de 4:46.21.

En agosto de 2016 fichó por el Club Añares Rioja como corredora y entrenadora de las categorías inferiores del equipo.

¿En qué distancia te encuentras más cómoda y en qué terreno te mueves mejor?
Mi prueba preferida ha sido siempre el 800m.; me gusta verlo y correrlo. Pero mi especialidad es el 1500m. y superiores: 3000m., 5000m., 10000m.

Cuando era más joven me gustaba más el cross y correr en tierra y barro, pero ahora, cuando te vas haciendo mayor, te cuesta un poco más y ahora prefiero la pista, correr el 1500m. que es mi especialidad.

¿Cuál es tu rutina de entrenamiento?
La rutina una vez que entras en la competición profesional es entrenar todos los días, de lunes a domingo. Cuando estás a nivel muy alto incluyes, además, doble sesión. El viernes es mi día de descanso y yo decido lo que hago: si troto muy fuerte o muy lento, o incluso caminar.

¿Cómo planificas las carreras?
En las competiciones tienes que ir centrada en lo que vas a hacer ese día. Por ejemplo, si vas a hacer el récord de La Rioja ese día sales a hacer el récord de La Rioja, no necesariamente a ganar. El día del mundial mi objetivo único era ganar. Otras veces el fin es clasificatorio, por ejemplo, en el Campeonato de España de cross tenía que llegar entre los 50 primeros y ese día vas corriendo pensando que tienes que estar entre las 50 primeras.

En el mundial corrí el día de antes de la final mi serie en el que se clasificaban las cuatro primeras. Tú sabes que esa carrera es táctica y que tienes que llegar entre las cuatro primeras. Normalmente la serie también te gusta ganarla y ese año la gané. Al día siguiente corrí la final y ahí es cuando te juegas todo y sales a correr para ganar.

¿Qué se siente cuando se gana un mundial?
Cuando ganas una prueba a mí me gusta mucho compartirlo con quienes quieres. En el mundial, cuando llegué a meta, me giré para ver por dónde venía una chica de Málaga que había conocido en el campeonato y la esperé para darle un abrazo. Fue muy emocionante llegar y escuchar por los altavoces “¡Susana Arrúa, primera del mundo!” y todas las cámaras enfocándote. Eso sí, llegué a meta y me hice la foto, pero allí había una persona que me dijo “Señorita, al doping” y no dio tiempo para más.

¿Qué carrera recuerdas con más cariño?
La final del mundial en 2015, el Campeonato del Mundo de Cross en el 98 y los Mitin de Atletismo donde lo das todo. Mi mejor Mitin fue en Mataró en 2014. En general me gustan las carreras porque en cada una de ellas aprendes algo nuevo y lo puedes compartir después para aconsejar a los demás.

¿Tienes algún atleta como referente?
Sí, tengo como referente a una corredora cubana que se llama Ana Fidelia Quirot, que era especialista en 800m.; y a mi hermana que es a la que le seguí los pasos desde niña. Cuando llegué a España comencé de nuevo a entrenar y a competir con mi hermana, pero a los tres meses ella enfermó de asma y tuvo que abandonar definitivamente el atletismo. Desde entonces no la he vuelto a ver correr más y la verdad es que la admiraba no sólo porque fuera mi hermana, sino también porque era una gran atleta.

También he admirado a otros atletas pero que luego cometieron errores como caer en el doping. En esos casos se te cae el mito.

¿Cómo ves a La Rioja dentro del mundo del atletismo?
La Rioja es una comunidad que no destaca mucho en el mundo del atletismo a nivel nacional, o sea, a nivel de Federaciones. Sin embargo, cuando llegué aquí, pensé que de nuevo debía surgir la chispa que había cuando vine a España y conocí a Carlota Castrejana y otra gente que habían salido de La Rioja. Así que hay que promoverlo, apoyar a los jóvenes, principalmente a la edad de los adolescentes donde surgen con más fuerza y animarles a que no lo dejen.

¿Cómo está siendo tu experiencia como entrenadora en las categorías inferiores del Añares?
Me encanta entrenar. El entrenador que tuve de pequeña me decía siempre que él era nuestro mentor y a mí me gustaba esa palabra, aunque a esa edad no sabía siquiera su significado. Más adelante, cuando cambiamos a un entrenador de más alto nivel, dije que yo quería ser mentora como mi entrenador de pequeña. Así que a mí ahora me gusta entrenar, pero me gusta también enseñar, ser su mentora; quiero que aprendan a priorizar la educación, los valores, el compañerismo… y eso lo vamos a sacar adelante mientras entrenamos durante una hora, porque no hay más tiempo.

¿Se puede vivir hoy en día del atletismo o ha habido épocas mejores?
Se puede, pero hay que saberlo gestionar muy bien. La gente que te lleva tiene que hacerlo de buena fe y ayudarte para que el dinero llegue a ti. Por ejemplo, con las becas tienes que tener a la persona indicada que te eche una mano para gestionarlas porque si no es complicado. En todo caso tienes que elegir bien al manager para poder vivir económicamente de esto.

Hay quien opina que no se puede vivir de esto, pero quizás es porque gastan más de lo que deberían. En este deporte no puedes estar relajado, sabes que tienes que correr si quieres ganar dinero y que no vas a vivir con lujos.

Lo mejor es que una universidad te beque para que puedas seguir estudiando mientras entrenas. Ahora mucha gente se va a Estados Unidos porque allí está pasando lo mismo que cuando yo llegué a España: las universidades te becan y te pagan los estudios, la estancia y los entrenamientos. En mi época de estudiante en España me dediqué únicamente a entrenar y a estudiar. Aunque entonces ya había tenido un hijo, lo cuidaba mi madre y lo compaginaba todo.

Ha habido tiempos mejores para vivir aquí de este deporte. Cuando yo vine a España estaba muy bien. Ahora está algo peor.

¿Conocías La Rioja?
Sí, la conocía antes de llegar a España por el vino. Me encanta el vino. Cuando llegué a España y me servían un vino decía “si es Rioja es buen vino”. Ahora, en La Rioja, tengo la casa llena de vino porque de competir aquí he ganado muchas botellas. Y corro por el Añares que hace vino de Rioja.

¿Qué te parece el ambiente alrededor del running popular en La Rioja?
Me ha encantado. Cuando llegué a La Rioja conocí al grupo de los naranja, de los Beer Runners y me encantó. Da igual la diferencia de nivel entre ellos; que corras más o menos no importa. Me encanta encontrarme con ellos, salir a trotar y correr con cada uno al ritmo que vayan. Además en las carreras son muy amigables, hay mucho compañerismo. Quizás no todos, o quizás sí, no lo sé, no conozco a todos, pero me ha gustado la gente con la que me he tropezado.

¿Qué opinas del running popular en España con respecto al resto de Europa? ¿Qué opinas de que el corte en medio maratón en España sea de 2h30’ mientras que en el resto de Europa la media sea de una hora más?
El running popular a nivel nacional yo creo que está muy bien. A mí me gusta que la gente esté corriendo. Me gusta ver a mucha gente en las carreras. Lo malo es cuando en una carrera ves poca gente. En La Rioja me gusta ver que en las carreras como en Los Lirios, la Media… se punta mucha gente, pero luego esa gente se tiene que concienciar de que hay que seleccionar las carreras y no apuntarse a todas. Es importante el descanso.

Con respecto al tiempo de corte, eso ya no controlo.

¿Qué consejos darías al corredor popular que quiera avanzar en el running?
Depende de la persona, de sus objetivos, del nivel que tengan, del tiempo que lleven corriendo, de la forma de ser. Cada uno tiene su técnica de correr y al popular no se le puede cambiar de un día para otro.

Uno de los errores de los corredores populares es el exceso de carga de kilómetros. Esta es una de las principales causas de lesión entre los populares. Correr muchas carreras está bien porque te motiva, pero correr muchas carreras seguidas supone lesionarse casi con seguridad.

También hay que prestar atención a los lugares por los que se corre, no es lo mismo correr en tierra que en pista y hay que aprender a correr en cada terreno.

Una mala postura al correr puede provocar de igual forma lesiones. Cambiar la postura es muy difícil, pero se consigue a fuerza de voluntad y haciendo ejercicios específicos para ello. Luego cada uno tiene su estilo de correr, por ejemplo, tú ves a los keniatas correr y tienen una técnica de carrera muy mala; corren mucho, pero la técnica no es buena. Los corredores profesionales en las competiciones no vamos pensando si vamos haciendo buena o mala técnica de carrera, sólo pensamos en correr. Pero es bueno ir adquiriendo la técnica de carrera para corregir posturas, haciendo que tu esfuerzo a la hora de correr sea más eficiente.

Además hay que ir incorporando ejercicios nuevos junto a salir a correr, como por ejemplo, ensayo de gestos de carrera, sesiones de gimnasio, sesiones de cambios de ritmo… Si sales a trotar una hora, puedes emplear 40 minutos a correr y 20 a hacer abdominales, porque son los que luego te ayudan a levantar las piernas; ejercitar las lumbares que son las que van hacer que corras recto, evitando así la carga en los hombros; ensayar el braceo para que el ángulo sea el correcto y no sea ni muy abierto ni muy cerrado… y muy importante, que todo ello esté asesorado y supervisado por un entrenador que te vaya marcando el entrenamiento y corrigiendo los fallos.

¿Cuál es tu próximo reto?
Tenemos preparado para este año el Campeonato de Cross con el equipo de Añares Rioja. Queremos incluir también este año en invierno la pista cubierta, que últimamente la tenía un poco abandonada, y hacer la mínima en 1500m. que se hace este año en Salamanca en una pista nueva. Como viví en Salamanca quería volver allí a correr. De cara al verano, quiero volver a la pista en 1500m. y en 5000m. para poder hacer marca también.

Vídeo de la entrevista

Fotografía de David Cámara. Ayudante de fotografía Carlota Pujades.
Gracias a Valentín por refugiarnos de la lluvia y el frío en el Bar Mauleón y por los cafés
.

4 comentarios sobre “Susana Arrúa, una campeona mundial de atletismo en La Rioja

  • el 18 enero, 2017 a las 4:35 pm
    Permalink

    Maestra Total!!! Para todos los que compartimos algún momento con vos estando en Argentina, se nos pone la piel de gallina. Orgullosos de tus logros y de ser como sos!!! Saludos y que sigan las buenas actuaciones!!!
    Con Cariño

    Respuesta
  • el 19 enero, 2017 a las 12:28 am
    Permalink

    Maravillosa, Susana, como persona y como atleta. Ejemplo a seguir y digna de admiración por su cercanía, compañerismo y humildad

    Respuesta
  • el 21 enero, 2017 a las 1:54 pm
    Permalink

    Una genia Vani !!siempre te recuendo y esos momentos lindos que vivíamos en los torneos cuando eramos chicas.sos un ejemplo a seguir .siempre humilde gran persona .

    Respuesta
  • Pingback:La élite del atletismo riojano femenino - Correr en La Rioja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.